Descubierta una tumba medieval en la iglesia de Yuso

minateda22

http://www.arqueologiamedieval.com

El enterramiento podría pertenecer al viejo monasterio

Era de suponer que tarde o temprano debían aparecer restos del viejo monasterio románico que fundara en el siglo XI el rey de Nájera-Pamplona don García, y ese momento ha llegado gracias a las obras de restauración que desde el pasado mes de noviembre se llevan a cabo en la iglesia de Yuso.

Los trabajos, con un presupuesto de 4,5 millones de euros, conllevan la excavación arqueológica en el templo para poder esclarecer el concepto arquitectónico del monasterio entre los siglos XI y XVI, ya que del viejo cenobio poco o nada se sabe de su construcción y desaparición. Las excavaciones están dirigidas por el arqueólogo riojano Javier Garrido y se han centrado en la capilla de Montserrat y la capilla de las reliquias.

Esta última se encuentra en la zona del tabernáculo del Santísimo, donde se abrió un arco en el altar mayor con la intención de ubicar las reliquias de los santos custodiadas en el monasterio, entre ellas las arquetas relicario de San Millán y San Felices de Bilibio.

En esta zona los arqueólogos encontraron una tumba de la época medieval, probablemente del siglo XI, y perteneciente al viejo monasterio. Igualmente, se han descubierto trazas arquitectónicas, una estructura en forma de cuadrado, y una conducción de agua que pertenecerían al cenobio medieval. El arqueólogo Javier Garrido aseguró a Diario LA RIOJA el pasado mes de febrero que en la capilla de las reliquias estaban apareciendo cerámicas y restos de la época altomedieval, aun cuando mantenía las dudas sobre si la ubicación correspondería al viejo monasterio o algún edificio anexo.

El prior de San Millán, Juan Ángel Nieto, se negó a hacer declaraciones alegando que no sabe nada y remitiendo en todo momento al arquitecto de las obras de restauración.

El pasado jueves visitó las obras el obispo de la Diócesis, Juan José Omella, y el viernes, el director general de Cultura, Javier García Turza, se acercó a San Millán para ajustar los detalles de la visita real y ver las obras del templo.

Anuncios