Descubren los restos de una casa exorcizada por San Millán de la Cogolla en el s. VI

Excavaciones en Parpalinas

Excavaciones en Parpalinas

www.arqueologiamedieval.com

Las excavaciones en el poblado de Parpalinas (La Rioja) han sacado a la luz restos de una casa hispanorromana que, por su planta y características aristocráticas, puede corresponder, con alta probabilidad, a la casa del senador Honorio, que fue visitada y exorcizada por San Millán de la Cogolla en el siglo VI.

El director de las excavaciones, el catedrático de Historia Antigua de la Universidad de La Rioja, Urbano Espinosa, ha hecho hoy estas declaraciones junto al consejero de Presidencia de La Rioja, Emilio del Río, quien ha visitado el campo de trabajo de este enclave en el que trabajan 16 jóvenes estudiantes universitarios.

En la casa se han hallado restos de pintura en las estancias que están “pendientes de estudio”, pero que podrían datar de los siglos V y VI, ha informado Espinosa, quien ha precisado que, aunque, “son pequeños, los restos de pintura parietal son muy raros en la Península Ibérica”.

La vivienda tiene adosadas, además, unas instalaciones que en su día sirvieron para fabricar vino y una bodega o “cella vinaria”. En La Rioja, “sólo existen unos restos semejantes en Varea”, ha explicado el director de los trabajos. Entre los hallazgos también hay monedas; “fíbulas” -objetos de bronce para el adorno personal- y una gran cantidad de cerámicas que datan del período comprendido entre los siglos II y VIII.

El catedrático ha informado también de que en Parpalinas, San Millán de la Cogolla realizó un exorcismo en la casa del senador Honorio, quien desde ese momento se convirtió en un generoso protector del pequeño cenobio emilianense. El obispo Braulio de Zaragoza (Zaragoza, 590-651) documentó de forma precisa la visita a mediados del siglo VI de San Millán a la casa del senador Honorio y a la zona concreta, según testimonia al escribir la visa del santo eremita en el siglo VII.

Las actividades arqueológicas de esta campo de trabajo, situado a unos 30 kilómetros de Logroño, pretenden contrastar la veracidad histórica de la información aportada por la “Vida de San Millán” escrita por el obispo Braulio de Zaragoza, ha precisado el director de los trabajos, ha informado Espinosa. También pretenden conocer en detalle el contexto real en el que vivió el santo anacoreta -tránsito de la Antigüedad al Medievo- y rescatar un patrimonio histórico que puede contribuir a la dinamización social y económica del medio rural.

Espinosa ha lamentado que este yacimiento no está en un estado óptimo de conservación a causa de las sucesivas “rapiñas” que se llevaron a cabo en la Edad Media, por el “expolio de sillares” y otros materiales destinados a la construcción. El consejero de Presidencia ha destacado el interés de este yacimiento y este último hallazgo que, en su opinión, no deja dudas sobre la presencia del santo.

Anuncios