San Millán

La constitución del primer cenobio en San Millán

BIBLIOTECA GONZALO DE BERCEO | Miguel  Ibáñez  Rodríguez

INTRODUCCIÓN

El 14 de mayo del año 959 tiene lugar la consagración de la iglesia del Monasterio de San Millán por parte de García Sánchez, rey de Pamplona, y la reina Toda l(I.UBIETO ARTETA, A.,Cartulario de San Millán de la Cogolla(759-1076), Valencia,Textos Medievales 48, Anubar,1976;documento nº. 78, pp. 92-94). Es ella la que, en realidad, gobierna a causa de la minoría de edad de su hijo García Sánchez. Esta es la fecha referida por la mayoría de los historiadores para confirmar la existencia de un monasterio, de una comunidad de monjes plenamente constituida, en San Millán de Suso. Pero, ¿hasta entonces y desde los años en que vive Millán (473-574) hubo vida eremítica o monástica? ¿se llegó a constituir alguna comunidad y si así fue de qué tipo? ¿Hubo continuidad desde el siglo VII, cuando San Braulio escribe la vida de San Millán en latín, hasta el siglo X? El objetivo de la presente comunicación es el de tratar de conocer la historia del monasterio de San Millán de Suso en sus primeros siglos, en sus siglos obscuros.

Para conocer este período de la historia emilianense contamos con diferentes fuentes que ciertamente son poco fidedignas y que nos obligan a movernos casi siempre en el terreno de las conjeturas. Nos referimos a la vida latina que sobre el santo escribe hacia el año 635  San Braulio, obispo de Zaragoza, a los marfiles de Yuso, fechados en  el 1067, y que reproducen en imágenes la vida del santo, a la vida que sobre San Millán escribe en romance hacia el año 1230 Gonzalo de Berceo, a las excavaciones arqueológicas que se han realizado en el lugar y al mismo edificio, a su arquitectura. No existen desgraciadamente fuentes documentales. En el cartulario de Ubieto Arteta, comienza a hacerse referencia al Monasterio de San Millán en documentos cercanos a la primera mitad del siglo X, en fechas ya próximas al año de su consagración en el que ya muy posiblemente, bajo la regla de San Benito, tenemos un monasterio plenamente constituido y de gran importacia económica, político-estratégida y cultural dentro del reino de Pamplona, del norte de la Península y, por qué no decirlo, también, sin duda, dentro de la Europa Cristiana comunicada por el Camino de Santiago, que discurría a pocos kilómetros de San Millán.

Leer más

Anuncios