Pedro Merino, nuevo prior de San Millán

JOSE DELPON | PERIÓDICO LA RIOJA

P. Pedro Merino, nuevo prior del monasterio

Han sido nueve años los vividos por el padre Juan Ángel Nieto como superior de Yuso de duro trabajo, diplomacia, buenas intenciones, relaciones públicas, pero sobre todo de atención a los frailes de la comunidad religiosa de San Millán.

Pero todo lo bueno tiene su final y, el pasado martes, el Consejo de la Provincia de San José, con el recién nombrado Provincial Daniel Ayala a la cabeza, decidió la renovación de los superiores y vicepriores de los monasterios, casas y colegios que la provincia religiosa tiene en España, Italia, Perú y Venezuela. Entre ellos se decidió el nombramiento como prior del monasterio de Yuso del recoleto nacido en Villar de Torre Pedro Merino Camprovín.
El nuevo prior ha sido elegido por un período de tres años en sustitución de Juan Ángel Nieto (San Millán de la Cogolla, 1941), que de manera excepcional y pidiendo el correspondiente plácet a la Curia de la Orden en Roma dirigió Yuso durante 9 años para dar continuidad a los diversos proyectos de restauración (la iglesia, el refectorio o el Centro de Espiritualidad) que estaban pendientes de finalización.
Una vez concluidas las obras de la iglesia y la nueva iluminación del monasterio el trabajo de Nieto se podría dar por finalizado a la espera del traspaso de poderes. El mandato ya está en manos del nuevo prior, quien reconocía en exclusiva a Diario LA RIOJA: «Tengo que cerrar unos asuntos pendientes en Salamanca, pero suele ser tradición que el nuevo prior esté para la fiesta de San Agustín, el 28 de agosto, ya que ese día vienen nuestros seres más queridos, frailes que están de vacaciones y los amigos de la orden».
Pedro Merino (Villar de Torre, 1938) dirigía hasta ahora la residencia universitaria ‘Santo Tomás de Villanueva’ que la provincia tiene en Salamanca y tendrá que sustituir a Nieto no solo al cargo del monasterio, sino igualmente en los cargos que conlleva en la Fundación San Millán de la Cogolla.
Anfitrión de personalidades
Aunque reconoce que no está «acostumbrado a recibir a las personalidades que visiten el monasterio», asegura: «Viviré mi compromiso como prior del monasterio y con la ayuda de todos daré la talla». Una de las preocupaciones salida del reciente XXI Capítulo Provincial fue la de revitalizar el Centro de Espiritualidad del monasterio, «para acoger a todo aquel que desee vivir la fe de una manera especial, en comunidad». También la comunidad de religiosos es importante para Merino, «de hecho es una labor prioritaria en mi mandato atender a la comunidad y tener un proyecto de servicio real a los religiosos». De Nieto recibe «una casa muy preparada y, sobre todo, quiero agradecer de manera sincera y cordial su esfuerzo por San Millán».
Por su parte, Juan Ángel Nieto hacía para Diario LA RIOJA un balance «muy positivo de mis años como prior de Yuso con la cantidad de obras que han coincidido con mi mandato, pero sobre todo me he dedicado en cuerpo y alma a mis frailes». El deseo de Nieto ahora sería poder tomarse «un tiempo de descanso».
Anuncios