Cultura visigoda en La Rioja

El escritorio visigótico de San Millán de la Cogolla durante el siglo X debió de ser el más activo de la España cristiana del momento1. A ello apunta no sólo el número de códices todavía conservados, treinta y seis y algún pico, sino las relaciones que de ellos se deducen en todas las direcciones geográficas (hacia el mundo franco, hacia el pirenaicocatalán, hacia el castellano y hacia el mozárabe; por supuesto que también hacia otros centros librarios riojanos). Y si tenemos en cuenta que un escritorio funcionaba no sólo como taller de copia de textos, sino como lo que hoy conocemos como biblioteca que busca, adquiere, mima y conserva libros, nos explicaremos también que muchos de los códices emilianenses puedan ser hoy considerados como procedentes de talleres ajenos a San Millán, lo mismo que en otras bibliotecas los hay procedentes de la Cogolla.